10 junio 2021

Aumentar la confianza en uno mismo a cualquier edad

Mujer_segura_de_si_mismo

La falta de confianza puede ser muy perjudicial, y podemos perderla por muchas razones y en cualquier momento de nuestra vida. Es posible que hayas sufrido un accidente, que hayas sido víctima de abusos, o simplemente que seas alguien que nunca ha tenido confianza en sí mismo. Afortunadamente, se pueden tomar algunas medidas para recuperar la confianza. Por ejemplo, a medida que las personas envejecen, se dan cuenta de que hacer que su casa sea segura con equipos accesibles, como salvaescaleras, puede aumentar su confianza, permitiéndoles realizar sus actividades diarias sin miedo a hacerse daño. Esta es sólo una de las muchas maneras en que se pueden superar las dudas y los temores. Si te falta confianza para conocer gente nueva, defenderte o simplemente salir de casa, en este artículo te presentamos algunos consejos para recuperar la confianza en ti mismo para quienes lahan perdido o nunca la han tenido.


Transferencia de confianza de un área a otra


La clave para fomentar la confianza es entender primero qué es la confianza. Alice Dartnell, coach de vida y éxito, nos explicó la naturaleza de la confianza y que una forma estupenda de mejorarla es transferir la confianza en uno mismo de un área de la vida a otra:
"Una de las mayores ideas erróneas que tenemos sobre la confianza es que es algo que tenemos o con lo que nacemos. La confianza no es un rasgo de la personalidad, sino que en realidad es situacional. Por eso tenemos confianza en algunas áreas de nuestra vida, pero podemos no tenerla en otras. El beneficio de esto, entonces, es que la confianza es un músculo, y es algo que podemos crecer y fortalecer. La mejor manera de aumentar la confianza es transferir esa habilidad desde un área de tu vida en la que ya la tienes.


"Un gran ejercicio que puedes hacer para conseguirlo es un sencillo proceso de tres pasos. Uno: Identifica un área de tu vida en la que ya tengas confianza (ya sea en el trabajo, o haciendo la mejor tarta de manzana, o siendo un padre increíble).


"Dos: fíjate en por qué te sientes seguro en esa área (por ejemplo, puede ser por tus conocimientos o porque lo has hecho un millón de veces).


"Tres: examina por qué te da confianza y ve cómo puedes aplicarlo en las áreas en las que no tienes tanta confianza.


"¡Voila! Ahora tienes una mini fórmula que te ayudará a aumentar tu confianza en diferentes situaciones".


Limita la autocrítica negativa


A veces, somos nuestros peores enemigos, nos menospreciamos a nosotros mismos, somos demasiado críticos y nos convencemos de que no somos lo suficientemente buenos. Hay que poner fin a este tipo de comportamiento si queremos que arraigue una mentalidad de confianza. Es muy fácil compararnos con otros, por ejemplo, y luego reñirnos internamente por no estar a la altura de la apariencia o las habilidades de otra persona. Bonita, coach transformacional de Hypnotherapy Associates, nos habló de sus consejos para aumentar nuestra confianza, diciendo:
"Recuerda en qué eres bueno, aunque creas que son cosas pequeñas, por ejemplo, soy bueno en jardinería, soy un buen amigo, alguien con quien es fácil hablar, etc. A menudo descartamos aspectos de nosotros mismos porque pensamos que no son geniales o que no valen la pena, por ejemplo, "no soy inteligente porque no fui a la universidad" o porque "no me fue bien en la escuela", pero la inteligencia es multifacética y un sistema académico no evalúa la inteligencia, sino la capacidad académica, así que sé más racional y no seas tan duro contigo mismo."

Carissa, del blog Sixty and Me, comparte: "La autoconversación negativa puede, en muchos sentidos, ser más impactante que los insultos o los comentarios negativos de amigos y colegas. Esto se debe a que es mucho más probable que creamos nuestros propios pensamientos que los de los demás".
Intenta decirte cosas positivas a ti mismo, recuerda que tienes atributos y habilidades que los demás no tienen, y que nunca sabes por lo que está pasando alguien con quien tratas en privado. Si te sorprendes a ti mismo con pensamientos poco amables, recuerda que nunca le hablarías así a un amigo, así que por qué deberías ser diferente.


Cuida de ti mismo

mujers_estirandose


Si no nos cuidamos, es poco probable que nos sintamos muy bien, esto se refiere tanto a la salud física como a la mental. El sitio web de salud mental Very Well Mind comparte: "Es difícil sentirse bien con uno mismo si se abusa del cuerpo. Por otro lado, si practicas el autocuidado, sabes que estás haciendo algo positivo para tu mente, cuerpo y espíritu, y naturalmente te sentirás más seguro." Por ejemplo, si empiezas a hacer ejercicio y a desarrollar su fuerza, puedes empezar a sentirte menos frágil, más estable sobre tus pies, más capaz y menos dependiente de los demás. Además, al gastar más energía en el ejercicio, tu cuerpo tendrá menos energía para gastar en sentimientos de ansiedad.


Establecer objetivos y marcarlos


Al establecer objetivos con regularidad y luego cumplirlos realmente, puedes empezar a tener una sensación de logro, sabiendo que has conseguido algo tangible. Esto puede ser un verdadero estímulo para la confianza, ya que tendrás pruebas y recuerdos recientes de tus éxitos. Por ello, considera la posibilidad de hacer una lista y anotar los objetivos a corto, medio y largo plazo que debes cumplir. Puede ser empezar a hacer estiramientos cada mañana esta semana, pintar la valla del jardín el fin de semana o aprender a tocar un instrumento. Al principio no importa cuáles sean los objetivos, pero acostúmbrate a fijarlos y luego sigue intentando alcanzarlos.


Dar pequeños pasos


La creación de confianza puede implicar algunos cambios en nuestro estilo de vida actual, como el ejercicio. Por supuesto, esto puede ser bastante desalentador, pero por eso es crucial dar pequeños pasos. Está muy bien tener ambiciones y grandes objetivos, pero para aumentar la confianza en uno mismo, hay que empezar de a poco. Por ejemplo, puede ser alguien con ansiedad por dejar la seguridad de su casa después de un accidente. ¿Por qué no empezar con un paseo hasta la puerta de tu patio? Luego, hasta la casa de tu vecino, después avanza hasta el final de la calle, y así sucesivamente. Con pasos incrementales, desarrollarás la actitud de "se puede hacer" basada en tu experiencia reciente y tu confianza empezará a crecer lentamente. Para lo que sea, conocer gente nueva, volver al trabajo o retomar ese viejo deporte, empezar con pequeños pasos te ayudará.


Encontrar apoyo y conexiones sociales

mayores_andando


Siempre es bueno recordar que no hay que ir solo. Buscar el apoyo de los demás y las conexiones sociales puede ser una forma muy útil de empezar a crear esa confianza. Por ejemplo, dar un paseo con un miembro de la familia todos los días puede ser más fácil, e ir de compras con un amigo quizás sea menos aterrador que ir solo por la calle. Bonita, de Hipnoterapia Asociada, nos habló de cómo la amabilidad de los que nos rodean puede ser una verdadera ayuda cuando se trata de aumentar la confianza: "Otro consejo útil es recordar los comentarios amables de los demás y rememorar la buena sensación que te producen. Puede ser útil escribirlos y colgarlos en la puerta de la nevera para recordarlos cada día".


Además, si has pasado por una experiencia traumática, hablar con otras personas que han pasado por lo mismo que tú puede ser muy útil porque puedes aprender de sus experiencias. La organización benéfica de salud mental Mind aconseja: "Establecer conexiones con personas que tienen experiencias similares o compartidas puede ser realmente útil. Por ejemplo, las comunidades en línea como Mind's Elefriends pueden ser una buena fuente de apoyo".


Encontrar una comunidad que te ayude a sentirte seguro y en casa también es una buena idea. Si vives en un lugar que no es bueno para tu salud mental, un cambio de lugar podría ser inteligente. Desde las redes de apoyo hasta los amigos y la familia, se puede ganar mucha confianza con el apoyo y la compañía de los demás. Encuentra a alguien de confianza y deja que te acompañe.


Cómo tener más confianza en sí mismo

 

  • Transferir la confianza de un área a otra
  • Limitar el diálogo negativo con uno mismo
  • Cuida de ti mismo
  • Establecer objetivos y marcarlos
  • Dar pequeños pasos
  • Encontrar apoyo y conexiones sociales


Utilizando una combinación de los consejos anteriores, la construcción de la confianza puede empezar a ser una realidad, permitiéndole florecer en la persona que está destinada a ser. Empezando poco a poco, fijando algunos objetivos y aprendiendo a ser amable con uno mismo, la diferencia puede ser realmente espectacular.


Para más consejos, guías y recomendaciones, no deje de visitar nuestro blog.